Seguinos

Policiales

Secuestran una camioneta por adulteración de documentación

Personal policial observó a simple vista que la cédula de identificación del rodado sería apócrifa, al igual que la del chasis que estaría adulterada.

el

A las 14.15 horas de este jueves, en el transcurso de operativo de rutina de control vehicular e identificación de personas, frente a la «Caminera», se interceptó una camioneta Ford Ranger, conducida por un hombre de 27 años, oriundo de Centenario, quien iba acompañado de su concubina. Circulaban por la Ruta Nacional N° 22 en sentido oeste-este (Centenario-Roca).

Al presentar el conductor la cédula de identificación del rodado, personal policial observó a simple vista que sería apócrifa, por lo que se procedió a verificar la numeración física del chasis y motor, constatándose que la del chasis estaría adulterada.

Ante ello, se dio aviso al Juzgado Federal, el cual dispuso el inicio de las actuaciones correspondientes, procediéndose al secuestro del vehículo y su documentación.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Recuperan en Roca una moto que había sido robada en Neuquén

Fue durante un operativo en calle Don Bosco entre Rodhe e Isidreo Lobo.

el

En el marco de las tareas de prevención que realiza habitualmente la Policía de Río Negro, la Brigada Motorizada dependiente de la Unidad Regional Segunda de General Roca, logró recuperar una moto con pedido de secuestro vigente.

El procedimiento tuvo lugar sobre la calle Don Bosco entre Rodhe e Isidro lobos, donde los efectivos procedieron a identificar una motocicleta. Al verificar los datos en el sistema, tomaron conocimiento del pedido de secuestro emitido por la Comisaría 6° de Neuquén por el delito de robo.

Ante esta situación, se dio intervención a la Fiscalía en turno que dispuso el inicio de actuaciones correspondientes, procediendo al secuestro y traslado del rodado, junto al conductor, a la Comisaría 3°.

Continuar leyendo

Policiales

Decomisaron más de 400 kilos de carne que eran ingresados ilegalmente desde La Pampa

Quisieron ingresarlos por Río Negro pero tenían como destino Neuquén.

el

Personal policial del Cuerpo de Seguridad Vial de Puente Dique Catriel secuestró más de 400 kilogramos de carne que eran transportados de manera ilegal desde La Pampa y con destino a Neuquén.

Los uniformados realizaban un control vehicular y de identificación de personas en el kilómetro 150,3 de Ruta Nacional N° 151, cuando divisaron una camioneta. Cuando se intentó identificar al conductor, el mismo hizo caso omiso a la detención del rodado y emprendió la huida en dirección a la ciudad de Catriel.

Ante esto, se le dio aviso a efectivos que se encontraban realizando un patrullaje y en el kilómetro 130 fue detenido el vehículo.

Durante la inspección ocular se constató en el interior de la caja y en el habitáculo trasero, que el hombre transportaba 447 kilogramos de carne de animal equino embolsada sin respetar las medidas sanitarias correspondientes.

Continuar leyendo

Judiciales

El peatón cruzó mal y lo chocó una camioneta: Responsabilidad compartida

El hecho ocurrió en pleno centro de Roca.

el

En pleno centro de Roca un hombre de 80 años resultó gravemente herido en un hecho de tránsito con características inusuales. Un fallo declaró que el peatón y el conductor de la camioneta que lo chocó fueron igualmente responsables, por lo que dividió en dos la carga de las indemnizaciones. «Ambas partes contribuyeron a la producción del siniestro en la misma medida, atribuyendo entonces un 50% de responsabilidad al demandado y el 50% al actor», dice la sentencia.

El accidente ocurrió en la Avenida Roca entre 9 de Julio y Tucumán, en la zona más transitada de la ciudad. Justo a mitad de cuadra, el peatón ya había cruzado una mano de la Avenida Roca y estaba parado sobre el boulevard, dispuesto a cruzar el segundo carril. En ese momento no había tránsito vehicular: la calle estaba cortada por una manifestación en la esquina de Tucumán y Avenida Roca, donde funciona la Delegación del Ministerio de Trabajo de Nación.

El hombre bajó del cantero hacia el segundo carril, al parecer confiado en que no habría autos. Pero justo en ese momento pasó una camioneta que prestaba servicios para el correo y que circulaba a contramano. Según acreditó el conductor del utilitario, los agentes municipales de tránsito que dirigían la circulación en la esquina lo habían autorizado a tomar ese carril para que pudiera acceder a los depósitos del Correo Argentino, ubicado exactamente a mitad de cuadra.

Según las constancias policiales y la pericia accidentológica, el peatón bajó del cantero casi en simultáneo con el paso de la camioneta y fue rozado por la parte trasera del lateral derecho del rodado. El hombre cayó sobre el asfalto. Sufrió una fractura en el brazo derecho y un fuerte golpe en la cabeza que le hizo perder el conocimiento. Las pericias médicas determinaron como secuela una incapacidad irreversible del 41%.

Hasta el día del accidente, el hombre se ocupaba personalmente de las tareas domésticas y de la atención de una hija con discapacidad y de una nieta. Pero la lesión lo obligó a contratar a una persona para mantener la casa y a depender de la ayuda de otros familiares para cuestiones cotidianas.

La sentencia del Juzgado Civil N° 9 de Roca, que no está firme, estableció que si bien la camioneta iba a contramano, tenía autorización para hacerlo, por lo que ese dato no definió la responsabilidad del conductor.

El fallo valoró que el hecho de circular a contramano «también aportó a que el siniestro ocurriera», pero aclaró que el conductor debe hacerse responsable de los daños por otra razón: un factor objetivo establecido por el Código Civil y Comercial. Explicó así que los vehículos son elementos riesgosos por definición y sus responsables deben cargar con cualquier daño que se cause con ellos, sin importar la buena o mala conducción. «Habiéndose producido el contacto del vehículo conducido por el demandado con el actor, que le produjo la caída y las lesiones en cuestión, concluyo entonces que existe relación causal entre el hecho y los daños reclamados», aclaró la sentencia.

Según los principios de la responsabilidad objetiva, el dueño o conductor del vehículo sólo puede liberarse del deber de indemnizar si demuestra que los daños se produjeron exclusivamente por culpa de la víctima, o por causa de un tercero ajeno a la situación o por fuerza mayor.

En este caso, según estableció el fallo, la víctima cruzó la avenida en forma antirreglamentaria, por la mitad de la cuadra, sin utilizar las sendas peatonales demarcadas en las esquinas. Además, el hombre asumió sin ninguna necesidad el riesgo de subir y bajar de un cantero de cemento para poder cruzar la avenida. En ese punto, la sentencia destacó la ordenanza municipal que reconoce prioridad de paso a los peatones siempre y cuando crucen correctamente, por la esquina o la senda peatonal.

El hombre «ha contribuido con su conducta a la producción de las consecuencias dañosas que sufrió», dijo la jueza, y agregó que «sumado a ello, la existencia de una obstáculo como es el bulevar existente en la Av. Roca, el cual debió sortear y, según el informe pericial y expediente penal, dicho cantero posee una altura de 0,33 metros, lo que pudo colaborar a que el actor se desestabilizara en su andar».

La sentencia fijó una indemnización por las secuelas físicas incapacitantes que padeció el hombre, más el daño moral y los gastos médicos. Cada rubro fue dividido a la mitad, en función de las responsabilidades compartidas, por lo que el conductor de la camioneta y su compañía aseguradora deberán indemnizar al anciano abonando el 50% de todos los daños. Así, la demanda del peatón prosperó por una cifra cerca a los $2.000.000, a los que se deberán sumar los intereses acumulados desde el momento del accidente.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement