Seguinos

Judiciales

Pasó la segunda audiencia por extorsión a porteros

Miriam Quintremán y Pablo Quintremán están acusados de cobrarle a porteros para que ingresen al sistema.

el

Se realizó ayer ante la Cámara Criminal Segunda de Roca la audiencia de continuación del juicio oral y público contra dos empleados de la Delegación local de Educación que están acusados de cometer el delito de «extorsión» en perjuicio de un grupo de porteros escolares. Ante los jueces Gastón Martín, María Evelina García Balduini y Oscar Gatti prestaron declaración cinco testigos, tres de los cuales resultan presuntas víctimas de los hechos investigados.

En la próxima audiencia, cuya fecha definirá la Cámara a la brevedad, se espera la recepción de los últimos tres testimonios y la declaración de descargo de los imputados Miriam Quintremán y Pablo Quintremán. Finalizada esa etapa, el fiscal de Cámara Andrés José Nelli y el defensor particular Jorge Crespo formularán sus alegatos finales.

En la requisitoria de elevación a juicio se atribuye a los imputados una serie de hechos presuntamente ocurridos a partir de agosto de 2009 relacionados con la supuesta exigencia de dinero a porteros escolares y becarios a cambio de la obtención de empleos en la Delegación y/o de su permanencia en los cargos.

El caso llegó a la instancia de juicio oral bajo la calificación legal de «extorsión». Esa figura, prevista en el artículo 168 del Código Penal, establece penas «de 5 a 10 años» de prisión a quien «con intimidación o simulando autoridad pública o falsa orden de la misma, obligue a otro a entregar, enviar, depositar o poner a su disposición o a la de un tercero, cosas, dinero o documentos que produzcan efectos jurídicos».

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Judiciales

Condenaron a 17 años de prisión a hombre que abusó sexualmente de tres de sus hijas

El sujeto había sido declarado culpable por un jurado popular en diciembre pasado.

el

Tras el veredicto de culpabilidad que dio un jurado popular en diciembre pasado, el juez de Juicio impuso hoy (28/02) la pena de 17 años de prisión contra un hombre del Alto Valle, de 39 años de edad, quien abusó sexualmente de tres de sus hijas, cuando todas eran menores de edad.

La audiencia de cesura, destinada a discutir el monto de la pena aplicable, se realizó el pasado 21 de febrero. Hoy, el juez Maximiliano Camarda dio a conocer su decisión.

En relación a una de las víctimas, el hombre fue condenado por los delitos de «abuso sexual simple, reiterado en un número indeterminado de veces, abuso sexual gravemente ultrajante, abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores», en todos los casos «agravados por el vínculo».

Con respecto a las otras dos víctimas, fue condenado por «abuso sexual simple reiterado en un número indeterminado de veces y corrupción de menores», ambos delitos también agravados por el vínculo.

El juez definió el monto de la pena teniendo en consideración los argumentos que brindaron la Fiscalía y la defensa pública en sus respectivos pedidos de condena. Especialmente valoró la cantidad de víctimas y en la corta edad que tenían al momento de iniciarse los abusos. También valoró la juventud del hombre condenado y consideró su falta de antecedentes penales.

En la audiencia pasada y ante los peligros procesales que expuso la Fiscalía, el juez extendió por cuatro meses más la prisión preventiva que pesa sobre el hombre condenado, teniendo en cuenta que la sentencia no se encuentra firme.

Continuar leyendo

Judiciales

Cinco hombres acusados de violento asalto con tentativa de homicidio

Los imputados ingresaron a una vivienda, agredieron a las víctimas y sustrajeron objetos de valor.

el

El equipo fiscal de turno formuló cargos a cinco hombres por un violento asalto que tuvo lugar el pasado fin de semana en Roca. Según la acusación, los imputados, acompañados de dos menores de edad, ingresaron a una vivienda y atacaron a las víctimas.

Como resultado del brutal ataque, una de las víctimas tuvo que ser hospitalizada con heridas de arma de fuego que podrían haberle causado la muerte. En cuanto a la otra víctima, las lesiones fueron calificadas como leves por el Cuerpo de Investigación Forense del Poder Judicial.

Además de las agresiones, los delincuentes robaron una motocicleta y un teléfono celular. También causaron daños materiales al arrojar piedras y realizar un disparo que impactó en el auto de la madre de una de las víctimas.

Durante la audiencia, el Ministerio Público Fiscal solicitó la medida cautelar de prisión preventiva por cuatro meses.

De esta manera, los cuatro sujetos presentes en el lugar del hecho deberán cumplir la preventiva y fueron imputados por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de menores, en grado de tentativa, en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego y por ser en poblado y en banda, y por la participación de menores de 18 años, en concurso real con lesiones y daño agravado.

En cuanto al sujeto que se encuentra actualmente detenido en el Penal de General Roca, se le imputó el delito de amenazas, y a pesar de la objeción de su abogado, se determinó que cumplirá la medida cautelar de prisión preventiva por cuatro meses.

Continuar leyendo

Judiciales

El peatón cruzó mal y lo chocó una camioneta: Responsabilidad compartida

El hecho ocurrió en pleno centro de Roca.

el

En pleno centro de Roca un hombre de 80 años resultó gravemente herido en un hecho de tránsito con características inusuales. Un fallo declaró que el peatón y el conductor de la camioneta que lo chocó fueron igualmente responsables, por lo que dividió en dos la carga de las indemnizaciones. «Ambas partes contribuyeron a la producción del siniestro en la misma medida, atribuyendo entonces un 50% de responsabilidad al demandado y el 50% al actor», dice la sentencia.

El accidente ocurrió en la Avenida Roca entre 9 de Julio y Tucumán, en la zona más transitada de la ciudad. Justo a mitad de cuadra, el peatón ya había cruzado una mano de la Avenida Roca y estaba parado sobre el boulevard, dispuesto a cruzar el segundo carril. En ese momento no había tránsito vehicular: la calle estaba cortada por una manifestación en la esquina de Tucumán y Avenida Roca, donde funciona la Delegación del Ministerio de Trabajo de Nación.

El hombre bajó del cantero hacia el segundo carril, al parecer confiado en que no habría autos. Pero justo en ese momento pasó una camioneta que prestaba servicios para el correo y que circulaba a contramano. Según acreditó el conductor del utilitario, los agentes municipales de tránsito que dirigían la circulación en la esquina lo habían autorizado a tomar ese carril para que pudiera acceder a los depósitos del Correo Argentino, ubicado exactamente a mitad de cuadra.

Según las constancias policiales y la pericia accidentológica, el peatón bajó del cantero casi en simultáneo con el paso de la camioneta y fue rozado por la parte trasera del lateral derecho del rodado. El hombre cayó sobre el asfalto. Sufrió una fractura en el brazo derecho y un fuerte golpe en la cabeza que le hizo perder el conocimiento. Las pericias médicas determinaron como secuela una incapacidad irreversible del 41%.

Hasta el día del accidente, el hombre se ocupaba personalmente de las tareas domésticas y de la atención de una hija con discapacidad y de una nieta. Pero la lesión lo obligó a contratar a una persona para mantener la casa y a depender de la ayuda de otros familiares para cuestiones cotidianas.

La sentencia del Juzgado Civil N° 9 de Roca, que no está firme, estableció que si bien la camioneta iba a contramano, tenía autorización para hacerlo, por lo que ese dato no definió la responsabilidad del conductor.

El fallo valoró que el hecho de circular a contramano «también aportó a que el siniestro ocurriera», pero aclaró que el conductor debe hacerse responsable de los daños por otra razón: un factor objetivo establecido por el Código Civil y Comercial. Explicó así que los vehículos son elementos riesgosos por definición y sus responsables deben cargar con cualquier daño que se cause con ellos, sin importar la buena o mala conducción. «Habiéndose producido el contacto del vehículo conducido por el demandado con el actor, que le produjo la caída y las lesiones en cuestión, concluyo entonces que existe relación causal entre el hecho y los daños reclamados», aclaró la sentencia.

Según los principios de la responsabilidad objetiva, el dueño o conductor del vehículo sólo puede liberarse del deber de indemnizar si demuestra que los daños se produjeron exclusivamente por culpa de la víctima, o por causa de un tercero ajeno a la situación o por fuerza mayor.

En este caso, según estableció el fallo, la víctima cruzó la avenida en forma antirreglamentaria, por la mitad de la cuadra, sin utilizar las sendas peatonales demarcadas en las esquinas. Además, el hombre asumió sin ninguna necesidad el riesgo de subir y bajar de un cantero de cemento para poder cruzar la avenida. En ese punto, la sentencia destacó la ordenanza municipal que reconoce prioridad de paso a los peatones siempre y cuando crucen correctamente, por la esquina o la senda peatonal.

El hombre «ha contribuido con su conducta a la producción de las consecuencias dañosas que sufrió», dijo la jueza, y agregó que «sumado a ello, la existencia de una obstáculo como es el bulevar existente en la Av. Roca, el cual debió sortear y, según el informe pericial y expediente penal, dicho cantero posee una altura de 0,33 metros, lo que pudo colaborar a que el actor se desestabilizara en su andar».

La sentencia fijó una indemnización por las secuelas físicas incapacitantes que padeció el hombre, más el daño moral y los gastos médicos. Cada rubro fue dividido a la mitad, en función de las responsabilidades compartidas, por lo que el conductor de la camioneta y su compañía aseguradora deberán indemnizar al anciano abonando el 50% de todos los daños. Así, la demanda del peatón prosperó por una cifra cerca a los $2.000.000, a los que se deberán sumar los intereses acumulados desde el momento del accidente.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement