Seguinos

Judiciales

Dos detenidos por disparar a un auto en la noche del martes

Quedaron imputados y con prisión preventiva por dos meses. Habrían efectuado alrededor de 7 disparos.

el

Foto: Gentileza TodoRoca.

Ayer (13/03) al mediodía el equipo de fiscales conformado por Luciano Garrido y Daniela Martinez formularon cargos a dos sujetos por el delito de tentativa de homicidio por el hecho ocurrido el pasado martes 10 de marzo.

Según la acusación fiscal, “se trata de una secuencia dinámica, todo comenzó alrededor de las 23.00 en la calle Villegas y Felix Heredia. El primer disparo se realiza cuando el auto de las víctimas va cruzando el lomo de burro ubicado allí, a raíz de ello quien iba conduciendo el Gol Country acelera, allí uno de los imputados se baja del vehículo y hace un segundo disparo. Tras ello sucede una persecución y en ese transcurso se efectúan al menos 5 disparos más. Hablamos de 7 en total, ya que 5 se encontraron en el auto y los otros dos en las personas víctimas. Terminando la secuencia en la estación de servicio de calle San Juan y Gadano”.

El equipo fiscal presentó como evidencia el acta de procedimiento del Destacamento 178, que intervino a raíz de un llamado que describió que había un vehículo realizando tiros. Además mencionó las entrevistas realizadas a testigos que dieron detalles del hecho, las declaraciones de las víctimas, de sus con allegados.

Agregaron como prueba los certificados confeccionados por el médico policial acerca de las lesiones que tienen ambos heridos, las precisiones brindadas por las pericias del Gabinete de Criminalística de donde estaban los ingresos de los disparos en el Gol atacado, las pericias del Cuerpo Médico Forense que revisó en el día de la fecha al hombre herido.

“Cabe mencionar que Criminalística indicó que el arma utilizada, basándose en los restos hallados y en las balas extraídas a las víctimas, la misma sería de calibre 9 mm”, explicaron.

En relación a la calificación legal, Garrido detalló que para uno de ellos corresponden los delitos de “co autor de tentativa de homicidio, agravado por uso de arma de fuego”, y para el otro “co autor de tentativa de homicidio agravado por uso de arma en concurso real con portación de arma de guerra sin la debida autorización legal”.

En relación a la medida cautelar, Garrido señaló que sólo uno de ellos tiene un antecedente condenatorio, de una pena de 3 años de prisión condicional más reglas de conducta, por un hecho que tiene similares características.

“Contamos con antecedentes firmes para sostener que se cometió un hecho, que se encuadra en una figura penal y que de acuerdo a la calificación legal, de ninguna manera en caso de recaer condena la misma será dejada en suspenso. Uno de ellos conducía y el otro disparaba, hubo un claro reparto de tareas, un dominio de la acción y claramente un dolo homicida que no ha podido concretarse”, explicó el fiscal.

“Estar realizando disparos por calle Villegas hacia San Juan, a esa hora de la noche, se suma a la gravedad que tienen varias causas en trámite, donde los involucrados han participado tanto como víctimas y como victimarios”, agregó.

“Los autores se dieron a la fuga, no se ha podido dar ni con el arma ni con el vehículo, ambos se sustrajeron del accionar de la justicia, se realizaron 4 órdenes de allanamientos para poder dar con ellos, con el arma y el auto. No podemos omitir entonces que han ocultado o destruir el elemento utilizado, cuestión que evidencia que han intentado entorpecer el accionar de la justicia”.

El fiscal solicitó 3 meses de prisión preventiva y 4 para la investigación inicial preparatoria.

Por su parte la defensa particular, que fue la misma para ambos imputados, no presentó objeciones formales a la formulación pero si se opuso al plazo de la medida cautelar como a la naturaleza de la misma.

Por su parte, la jueza de Garantías María Gadano tuvo por formulados los cargos en los términos realizados por el Ministerio Público Fiscal, y estableció 2 meses de preventiva.

Judiciales

Convocan a una marcha para pedir Justicia por Valentín

Se trata del niño que falleció en el Sanatorio Juan XXIII. Investigan un posible caso de mala praxis. La concentración será hoy a las 17 horas en Avenida Roca y Tucumán.

el

Familiares y amigos de Nahitan Valentín Mercado Toledo, el niño de 4 años que murió en el Sanatorio Juan XXIII, convocaron a una movilización para pedir Justicia. Se investiga un posible caso de mala praxis, donde están implicados un anestesista y un cirujano de la clínica privada.

La marcha será a las 17 horas en Avenida Roca y Tucumán. Convocan a toda la sociedad a sumarse.

El sepelio aun no fue confirmado, ya que todavía no se le ha practicado la autopsia al cuerpo, la cual será fundamental para conocer detalles sobre el fallecimiento del niño.

Valentín falleció este jueves (18/07) a la tarde en el sanatorio privado ubicado en calles Buenos Aires y 9 de Julio, luego de que le realizaran, la pasada semana, una cirugía de hernia de diafragma. Desde ese momento, la víctima estuvo internado en terapia intensiva hasta ayer, donde el personal médico confirmó a su familia que había fallecido por muerte cerebral.

Tras lo sucedido, la familia denunció a un anestesista y a un cirujano del sanatorio por mala praxis y falacias durante sus días de internación. Rápidamente intervino la Fiscalía en turno y personal del Gabinete de Criminalística allanó el Juan XXIII y secuestraron documentación que pueda aportar a conocer los detalles sobre lo sucedido.

Continuar leyendo

Judiciales

Planes de ahorro: Concesionaria demandó a fabricante por no entregar un auto

Aunque la clienta pagó la totalidad del plan, la fábrica no entregó el auto por más de un año.

el

Luego de abonar la totalidad de las cuotas de un plan de ahorro previo, el fabricante no entregó el vehículo por más de un año. Entonces, se inició una demanda judicial. Lo destacado del caso fue que, esta vez, quien demandó fue la propia concesionaria, radicada en Viedma. Intentó que se aplique la Ley de Defensa del Consumidor, pero el fallo dijo que no correspondía.

En principio, una mujer había suscripto un plan de ahorro para adquirir un vehículo Chevrolet Tracker. Cuando terminó de pagarlo, cedió el contrato a Líder Automotores.

La adjudicación se produjo a finales de 2020, en plena pandemia de Covid. Un año después, el vehículo no había sido entregado, entonces la concesionaria inició una demanda contra el fabricante.

En su presentación, la concesionaria dio cuenta de las intimaciones cursadas, de las respuestas negativas y también cuestionó «el trato que le proporcionara en su carácter de consumidor, calificando el accionar de la accionada como indigno y contrario a las obligaciones impuestas al comerciante por la Ley de Defensa del Consumidor y Constitución Nacional».

Justamente en este punto se centró la primera cuestión a decidir en el proceso: ¿puede la concesionaria ampararse en la Ley de Defensa del Consumidor? Corrido traslado al Ministerio Público Fiscal indicó que no.

Poco después de presentada la demanda, el auto fue entregado. Así lo comunicó la propia concesionaria. El juez resolvió que la empresa «aún siendo cesionario del contrato de adhesión, no encuadra en la figura de usuario o consumidor». Entonces, se recaratularon las actuaciones como proceso ordinario.

Chevrolet SA de Ahorros Para Fines Determinados no contestó demanda «por lo que al caso resulta aplicable la presunción de verdad de los hechos».

Tras analizar la prueba, «ha quedado comprobado en autos que el vehículo fue entregado luego del inicio de la demanda y que a su vez la administradora no ha acreditado el pago de la multa contractual a la que se ha obligado mediante su propia construcción contractual frente al suscriptor».

El juez concluyó que «existe probada la responsabilidad de la demandada por incumplimiento contractual con base en la entrega tardía de la unidad».

De esta manera, condenó a Chevrolet SA de Ahorro Para Fines Determinados a abonar la multa prevista en el propio contrato. Sin embargo, rechazó otros rubros solicitados por la concesionaria, como daño moral, daño emergente y daño punitivo, que plantea la Ley de Defensa del Consumidor, justamente por no tratarse de una relación de consumo.

Continuar leyendo

Judiciales

Denuncian un caso de mala praxis en un sanatorio privado de Roca: Murió un niño de 4 años

La víctima ingresó al Juan XXIII para una cirugía de complejidad menor. Investiga la Justicia.

el

Nahitan Valentín Mercado Toledo, un niño de 4 años, falleció esta tarde (18/07) en el sanatorio privado Juan XXIII luego de que le realizaran, la pasada semana, una cirugía de hernia de diafragma. Desde ese momento, la víctima estuvo internado en terapia intensiva hasta hoy, donde el personal médico confirmó a su familia que había fallecido por muerte cerebral. La Justicia investiga una posible mala praxis.

Según detallaron familiares del niño, el jueves pasado (11/07), Valentín entró al sanatorio Juan XXIII a las 7 de la mañana a realizarse una cirugía de hernia de diafragma. La misma estaba programada, con los estudios prequirúrgicos aprobados. La operación, que según los médicos duraría una hora y media, termino en casi tres horas. Desde ese momento permaneció en terapia intensiva hasta hoy, una semana después, pasando por diferentes episodios de salud y diagnósticos de los profesionales que lo atendieron.

«Valentín estuvo toda una semana sedado, con oxígeno y medicación, transitando un «mal despertar» que hoy diagnosticaron como muerte cerebral», indicaron familiares de la víctima.

«Valentín no mostró mejoría desde el día de la operación, aunque los informes que llegaban eran de espera y progreso. Él entro ese día al sanatorio caminando, riéndose más allá del miedo a las agujas, charlando con el paciente que compartía la habitación y con todo el entusiasmo de que el domingo estaría en su casa mirando la final de la Copa América con su familia. Lo cual nunca pasó», lamentaron.

En este sentido, y consumado el fallecimiento del niño, la familia denunció a un anestesista y a un cirujano del sanatorio por mala praxis y falacias durante sus días de internación.

Rápidamente intervino la Fiscalía en turno y personal del Gabinete de Criminalística allanó el Juan XXIII y secuestraron documentación que pueda aportar a conocer los detalles sobre lo sucedido. Mañana viernes (19/07) se le practicara la autopsia.

«Valentín se destacaba por su hermosa sonrisa y ser un niño feliz. Creció en un hogar que le brindó mucho amor y buena salud. Era divertido y charlatán como pocos a su edad. Amaba a su familia y a su perro Fito», recordaron desde la familia.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement