Seguinos

Judiciales

Su padre lo reconoció tarde pero nunca mostró interés: Adolescente pidió volver a tener solo el apellido materno

El joven manifestó que «no refleja su identidad».

el

Por pedido expreso de su hijo, una mamá presentó una solicitud al Poder Judicial para que el adolescente no porte más el apellido paterno, que «no refleja su identidad».

Cuando nació, el niño fue inscripto con el apellido materno. Pero el padre biológico, al enterarse que la mamá inició una relación sentimental, decidió reconocer al niño. «No lo hizo desde un lugar de afecto, sino como una muestra de poder», relató.

Aunque la mamá intentó que no perdiera el contacto, desde el padre biológico no hubo interés. Se hizo cargo sola de la crianza y cuando inició un trámite de prestación alimentaria, el padre se alejó definitivamente de la vida del niño. Un familiar le da aviso mensualmente del pago de la cuota, pero sin vínculo alguno.

El chico ya utiliza su apellido materno en la escuela, en las redes sociales y en su vida cotidiana. Fue varias veces a visitar a su familia paterna, que vive en otra ciudad, pero el interés no fue recíproco. El apellido paterno le genera incomodidad y por eso solicitó el trámite de supresión.

Cuando desde un Juzgado de Familia de Viedma se le notificó al padre del pedido del adolescente, no contestó ni se presentó. La Defensora de Menores que intervino y el Fiscal Jefe no manifestaron objeciones al pedido del adolescente.

El fallo cita jurisprudencia de distintos autores y la normativa aplicable. «El nombre es un atributo de la personalidad desde esta concepción integra el derecho a la identidad personal, instalándose en la persona de manera permanente acompañando el proceso de construcción de la identidad en el ámbito social».

La jueza mantuvo un audiencia con el adolescente, que le transmitió «una clara expresión de deseo de portar solo el apellido materno, con el cual se identifica. Comprendí que construyó una imagen de su progenitor a partir de recuerdos de violencia hacia su mamá y de un destrato hacia él. Me quedó claro que no representa una figura paterna» para el niño. Dejó en claro, entonces, «lo importante que es este trámite para él dado que hace a su propia identidad», expresa la magistrada en la sentencia.

Por otra parte, en el informe del Equipo Técnico interviniente se observó que el adolescente en su entorno de amigos, en la escuela y en las redes sociales, es reconocido por su apellido materno.

El informe psicológico concluyó que «suprimir el apellido paterno sería beneficioso para el desarrollo personal».

No lo exime de la responsabilidad parental

En la sentencia, la magistrada explicó que «el cambio de nombre de ningún modo suprime la responsabilidad parental que pesa sobre su progenitor. Incluso si, con el transcurrir de los años el adolescente decidiera entablar nuevamente un vínculo cercano con su papá, ello sería plenamente factible, dado que, el hecho de no portar su apellido en nada obsta la existencia de sus deberes como padre y del vínculo paterno en sí».

De esta manera, la magistrada dispuso la supresión del apellido paterno del adolescente y además hizo saber a la mamá que deberá procurar que el adolescente concurra a un espacio de terapia.

Para finalizar, la sentencia la jueza de familia le escribió unas palabras directamente dirigidas al adolescente, utilizando la técnica de «lectura fácil», es decir adaptada a un sector vulnerable.

Judiciales

Condena civil por mala praxis: Lo estaban operando y se prendió fuego en el Hospital de Roca

La víctima terminó con graves quemaduras en el cuerpo cuando el contacto entre el cauterizador eléctrico y el alcohol causaron una repentina combustión.

el

Un hombre que estaba siendo operado de urgencia por una hernia terminó con graves quemaduras en el cuerpo cuando el contacto entre el cauterizador eléctrico y el alcohol con el que le habían limpiado la cicatriz causó una repentina combustión. La explosión fue sofocada en forma inmediata sobre la misma camilla del quirófano del Hospital Francisco López Lima de General Roca, pero eso no pudo evitar que el hombre sufriera graves secuelas físicas y emocionales por las profundas quemaduras.

Una sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo de Roca declaró la responsabilidad del Estado Provincial por los daños derivados de esa prestación «deficiente» del servicio público de salud. La condena de primera instancia fijó una indemnización por la incapacidad física provocada, la terapia psicológica de rehabilitación que necesita el hombre, los gastos de medicamentos, tratamientos y traslado que ya afrontó el paciente y el daño moral.

En contra de esa decisión, la Provincia interpuso un recurso de apelación y el caso pasó al análisis de la Cámara Civil de Roca. Ese Tribunal dictó esta semana un fallo que confirmó íntegramente la condena.

El Estado «debe garantizar altos estándares de eficiencia y eficacia en la prestación del servicio de salud, estando obligada a ‘prevenir la posibilidad de enfermedad o muerte por causa que se pueda evitar’, lo que en el caso no cumplimentó, al resultar el actor afectado no por la enfermedad por la que se le atendía, sino por quemaduras absolutamente ajenas producidas en el nosocomio», indicó la Cámara.

El fallo valoró la historia clínica, de la cual surge textual que «durante la coagulación con electrocauterio de la incisión de la piel, se produjo la combustión del campo alcohólico del antiséptico, sofocándose inmediatamente el fuego con solución fisiológica y campo estéril seco». Luego se constató que el hombre tenía quemaduras de tipo A y AB en ambas caras internas de los muslos. Según las opiniones médicas, la combustión habría sido por una «insuficiente evaporación» del alcohol al momento de iniciar la cauterización eléctrica.

«Existió un daño provocado por una situación ocurrida durante la operación, y acontecida a partir del deficiente cumplimiento de los deberes a cargo de los agentes que intervinieron en la misma», concluyó la sentencia de la Cámara.

«Sería absurdo suponer que se considere que se corresponde con la lex artis (la buena praxis), el prender fuego al paciente en la mesa quirúrgica o que ello es un riesgo normal no evitable de la enfermedad o el tratamiento. Resulta hasta irrisoria la suposición que constituye ‘una posibilidad’ común de un procedimiento quirúrgico que un paciente pueda prenderse fuego en un quirófano por el simple hecho de someterse a una operación, por más compleja que esta sea», afirmó el Tribunal.

La sentencia también confirmó el monto de la indemnización por daño moral, que también había sido apelado por la Provincia. En ese punto valoró especialmente las limitaciones físicas derivadas de la quemadura, la alteración anatómica que sufrió en la zona afectada y especialmente las consecuencias psicológicas. Según una pericia, el hecho fue profundamente traumático en la vida del hombre. «Es compatible con el concepto psicológico de trauma, entendido como un suceso externo, sorpresivo y violento en la vida de una persona, caracterizada por su intensidad, efecto desorganizador, la imposibilidad del sujeto para responder de modo adaptativo y los efectos patógenos duraderos que provoca en la organización psíquica», explicó la pericia.

«Estos informes, a mi entender, no dejan lugar a deudas acerca de que las lesiones sufridas por el actor le han generado drásticos cambios y perturbaciones en su esfera espiritual, los que merecen ser resarcidos», finalizó la Cámara.

Continuar leyendo

Judiciales

Condenaron a 17 años de prisión a hombre que abusó sexualmente de tres de sus hijas

El sujeto había sido declarado culpable por un jurado popular en diciembre pasado.

el

Tras el veredicto de culpabilidad que dio un jurado popular en diciembre pasado, el juez de Juicio impuso hoy (28/02) la pena de 17 años de prisión contra un hombre del Alto Valle, de 39 años de edad, quien abusó sexualmente de tres de sus hijas, cuando todas eran menores de edad.

La audiencia de cesura, destinada a discutir el monto de la pena aplicable, se realizó el pasado 21 de febrero. Hoy, el juez Maximiliano Camarda dio a conocer su decisión.

En relación a una de las víctimas, el hombre fue condenado por los delitos de «abuso sexual simple, reiterado en un número indeterminado de veces, abuso sexual gravemente ultrajante, abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores», en todos los casos «agravados por el vínculo».

Con respecto a las otras dos víctimas, fue condenado por «abuso sexual simple reiterado en un número indeterminado de veces y corrupción de menores», ambos delitos también agravados por el vínculo.

El juez definió el monto de la pena teniendo en consideración los argumentos que brindaron la Fiscalía y la defensa pública en sus respectivos pedidos de condena. Especialmente valoró la cantidad de víctimas y en la corta edad que tenían al momento de iniciarse los abusos. También valoró la juventud del hombre condenado y consideró su falta de antecedentes penales.

En la audiencia pasada y ante los peligros procesales que expuso la Fiscalía, el juez extendió por cuatro meses más la prisión preventiva que pesa sobre el hombre condenado, teniendo en cuenta que la sentencia no se encuentra firme.

Continuar leyendo

Judiciales

Cinco hombres acusados de violento asalto con tentativa de homicidio

Los imputados ingresaron a una vivienda, agredieron a las víctimas y sustrajeron objetos de valor.

el

El equipo fiscal de turno formuló cargos a cinco hombres por un violento asalto que tuvo lugar el pasado fin de semana en Roca. Según la acusación, los imputados, acompañados de dos menores de edad, ingresaron a una vivienda y atacaron a las víctimas.

Como resultado del brutal ataque, una de las víctimas tuvo que ser hospitalizada con heridas de arma de fuego que podrían haberle causado la muerte. En cuanto a la otra víctima, las lesiones fueron calificadas como leves por el Cuerpo de Investigación Forense del Poder Judicial.

Además de las agresiones, los delincuentes robaron una motocicleta y un teléfono celular. También causaron daños materiales al arrojar piedras y realizar un disparo que impactó en el auto de la madre de una de las víctimas.

Durante la audiencia, el Ministerio Público Fiscal solicitó la medida cautelar de prisión preventiva por cuatro meses.

De esta manera, los cuatro sujetos presentes en el lugar del hecho deberán cumplir la preventiva y fueron imputados por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de menores, en grado de tentativa, en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego y por ser en poblado y en banda, y por la participación de menores de 18 años, en concurso real con lesiones y daño agravado.

En cuanto al sujeto que se encuentra actualmente detenido en el Penal de General Roca, se le imputó el delito de amenazas, y a pesar de la objeción de su abogado, se determinó que cumplirá la medida cautelar de prisión preventiva por cuatro meses.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement